El añito…

Otra vez, como cada miércoles de caguamas al dos por uno (2×1), el Yuyis llega a la cantina La Bahía del Sol, donde siempre hay, cuando menos, una persona pisteando.

Extrañamente hoy no está El Balbino, así que el Yuyis se sienta solo en la barra, pide la promoción y se pone un cigarrito seneca en los labios.

Como no tiene con quién platicar, voltea a ver la tele que está arriba de un refrigerador blanco que ya no sirve más que como contenedor de cartones vacíos de cervezas.

El problema para el Yuyis es que no puede escuchar lo que dicen en las noticias, porque en la cantina hay muy buen ambiente.

En todo el lugar se escucha la del Sorbito de Champagne, además de tablazos contra la mesa por los vasos del cubilete.

Y ni se digan los gritos y las risas de los otros pisteadores.

Así que, viendo la imagen del Presidente en la televisión, no le quedó de otra que imaginar ser el presentador de las noticias.

Y cómo la ve usted, querido televidente, este día se reportó otro enfrentamiento armado que dejó un saldo de una docena de personas sin vida, para sumar a casi cien en lo que va del año.

Y eso no es todo, en el Norte de la República, una fábrica no aguantó más la crisis y tuvo que culminar sus operaciones dejando sin empleo a más de mil quinientos trabajadores.

Mientras, en el Sur, personal de Salud se unió a los docentes para hacer una manifestación en las puertas del Congreso, ya que ambos sectores piden mejores condiciones laborales, pues los alumnos se quejan de que tienen que estudiar sentados en el piso, mientras que los enfermos se tienen que curar parados por falta de camas. Señalan que ha sido un año terrible.

Y en los deportes, integrantes de la Delegación Mexicana que participará en los Juegos de la Unión Mundial están realizando un boteo para costearse los pasajes de los camiones y los hostales, pues no quieren ver interrumpidos sus sueños de participar en la justa deportiva que se desarrollará en Cuba.

Pero qué le parece si mejor pasamos a las buenas noticias, y es que hoy, que se celebró el Día de la Candelaria, un niño sonorense de catorce años rompió record nacional al comerse trece tamales en menos de diez minutos. Sus papás se mostraron muy orgullosos. Dicen que ya esperan el Thanksgiving

El Yuyis no aguantaba las risas, pero dejó de imaginar ser el presentador de noticias, pues quería pegarle un buen trago a su caguama colorada, pero cuando se la empinó, lo interrumpió el cantinero, quien también veía la televisión.

“Cómo chinga la raza con el Presidente, ¿no mi Yuyis? como si pudiera hacer las cosas él solito”

Si te gusta leer, te recomiendo la novela corta El guantes de cobre Balbino, que escribí hace un par de años y que está basada en hechos reales, pero llena de ficción. El eBook está en Amazon por sólo $49,50 mxn. ¡GRACIAS POR TU APOYO!
Categories: Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s