La charla de la pelea

– Balbino, pídete otra caguama, pues.

– No la chingues, Yuyis, siempre yo. Otra más y ahí estuvo porque ya no tengo dinero y mañana tengo que chambear.

– Tú traela, campeón, y te dejo hablar, porque luego dices que no te dejo hablar.

– Yo sólo quería platicarte que en la casa donde andamos enjarrando mi jefe y yo, la mamá le dejó de hablar a su hijo porque se pelearon por el Presidente.

– Ah, no mames, campeón.

– Sí, es que la doña decía que el Presidente estaba bien pendejo porque es un corrupto, y el hijo, como está morro, se enojó.

– A ver, campeón, ¿el morro se enojó porque el Presidente está pendejo o porque el hijo está morro? es que no te entendí esa parte.

– No, Yuyis, el hijo que está morro se encabronó porque su mamá dijo que el Presidente está bien pendejo.

– ¿Y por qué se iba a enojar por eso?

– Pues porque está morro, Yuyis.

– Pero es que sí está bien pendejo.

– ¿El morro o el Presidente?

– Los dos.

Por cierto, aquí puedes leer la novela corta de El guantes de cobre Balbino. Puedes adquirir el eBook en Amazon por sólo $49,50 mxn. Es una historia basada en hechos reales, pero llena de ficción. 
Categories: Tags:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s