Ni modo que no gane mi equipo de futbol

Era un sábado por la mañana. Me acababa de levantar. Estaba entusiasmado porque ese día descansaba tras haber trabajado toda la semana en la fábrica.

Así que prendí la televisión a las once de la mañana. Estaba la previa de un partido de futbol de la jornada seis entre los Almejeros y los Cocteleros.

El juego era a la una de la tarde.

Los comentaristas daban sus pronósticos y en un debate ponían en tela de juicio la continuidad del director técnico almejero.

¿Podrá la afición aguantar una derrota más?, preguntaban.

Luego comenzó el encuentro, que quedó en empate a cero goles.

En el medio tiempo un reportero de campo dio el importante dato de que la afición visitante era mayoría.

Que era un reflejo del enojo de los aficionados de casa.

Como era mi día de descanso, me quedé en la cama y seguí viendo ese canal, porque no tenía cable ya que estaba -está- bien caro.

Además, te soy sincero, me daba flojera levantarme y cambiarle a la tele.

Así que miré el resumen de las mejores jugadas del juego que ya había visto.

Y ya encarrilado no me perdí el programa que seguía, donde los comentaristas y exjugadores daban un análisis del partido.

Señalaban si el árbitro se había equivocado o no en algunas acciones.

Dos de ellos defendían al técnico que presuntamente podría perder su trabajo. Otros dos afirmaban que ya se tenía que ir por los malos resultados.

Unos decían que el estadio local no pesaba.

Un exjugador compartió una experiencia de cuando él jugó en esa cancha, al decir que era complicado salir con puntos pues la afición se hacía sentir.

En algunas de las discusiones los comunicadores alzaron la voz. Casi se gritaban.

Nunca se pusieron de acuerdo en lo del estratega, pero sí coincidieron en que ya era obligatoria la victoria.

Te lo juro que me quedé pensando en la importancia de que un equipo de futbol tenga que ganar.

Apagué la tele y di Gracias a Dios que no soy de los Almejeros y sí de los Soles, porque de otro modo hubiera estado bien encabronado.

Si te gustan los deportes, te recomiendo la novela corta El guantes de cobre Balbino, una historia de boxeo basada en hechos reales, pero llena de ficción. Consigues el eBook en Amazon por sólo $49,00 MxN. ¡GRACIAS!
Categories: Tags:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s