El acto inútil de votar

Al Balbino, cada que va a la cantina, le gusta sentarse con El Yuyis, un adicto al alcohol que nunca lo deja hablar y que cree que votar es el acto más inútil que puede existir. Dice que es una actividad manipuladora disfrazada de democracia.

Primero porque te dan la libertad de seleccionar a tu gobernante. Pero nada más alejado de la realidad.

Afirma que tú únicamente te decides por las opciones que ellos te presentan.

O sea, en pocas palabras, tú seleccionas lo que ellos te dicen. Y ni hablar de las opciones que hay entre actores que enseñan las nalgas, viejos locos o conservadores traidores.

Pero bueno. Así funciona el sistema, dice El Yuyis con la garganta bien reseca. Y añade que nos han hecho creer que tenemos libertad de participación en la elección de nuestro gobernante.

Y por si fuera poco, te meten una sicología de tres pesos que, como es tu derecho, tienes que aprovecharlo y tienes que ir a votar. ¿Porque cuántos derechos tienes en este país? Como son limitados, éste ya te lo hacen ver como una obligación.

Pero ellos deciden cuándo, cómo y por quiénes. Y pobre de ti que no lo hagas.

¿Qué pasa si no cumples con ese deber?, le pregunta al Balbino, pero se responde él solo: te dicen que no tienes derecho a quejarte después.

Lo anterior le avisa al Yuyis que como gobernantes ya saben que harán un desastre.

Y como si el ir a votar te diera un megáfono poderoso que hiciera que tu reclamo llegara a ellos.

¿Cuántas personas que hayan ido a votar, a cumplir con su deber, conoces que hayan sido escuchados? le pregunta al Balbino.

Yo tampoco conozco a uno sólo, dice antes de que le responda a su pregunta.

Nunca alguien ha sido escuchado. Nunca. Entonces votar, a nosotros como pobres diablos, no nos sirve de algo. Los únicos que ganan con eso son ellos.

Entonces, El Yuyis se repite que el votar se le hace el acto más inútil que pueda existir.

Nos manipulan para que vayamos a votar, se aferra en decirle al Balbino, porque hacen que madrugues un domingo de ley seca, todavía vas y te paras en el solazo para elegir al próximo que te va a chingar y, lo más pendejo de todo, que todavía te pones a defenderlo.

¡No la chingues, Balbino! ¿Cuándo vas a entender, cabrón?

Si te gusta el boxeo, te recomiendo El guantes de cobre Balbino, una historia corta basada en hechos reales, pero llena de ficción que recientemente autopubliqué y que narra la vida de un boxeador que nunca ganó una pelea. !El eBook en Amazon cuesta $49.50 pesos! ¡Gracias por tu apoyo!
Categories: Tags:

2 Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s